UN PESEBRE EN EL MAR

 

                      Sopla fuerte el huracán,
                      no deja de rugir la tormenta,
                      serpentean el cielo brillantes rayos;
                      enormes paredes de agua
                      parecen hacer zozobrar una barquilla
                      que, en el temporal, parece de papel.
                      Un pescador en ella arrodillado
                      al cielo eleva una plegaria
                      para que cese la tempestad;
                      pues el el día de Navidad
                      y en su mente solo hay recuerdos
                      de villancicos al amor de la lumbre.
                      Una cegadora y brillante luz
                      iluminó el oscuro día
                      hasta hacerlo parecer soleado;
                      ángeles celestiales
                      empujaron las nubes
                      con el aleteo de sus alas
                      y un prodigioso pesebre
                      en la barquilla apareció
                      con un niño Dios que le sonreía
                      mientras que un coro de arcángeles
                      entonaban "GLORIA A DIOS EN EL CIELO
                      QUE HOY NACIO EL SALVADOR"…
                      Nadie ese milagro comprendió.
                      solo los niños entendieron
                      que un pesebre hubo en el mar.